Enlace
Comentemos de:
Denisse Molina Rodríguez
La alegría de vivir en Contacto con la comunidad
Denisse Mariana Molina Rodríguez, tercera de cuatro hermanos (2 varones y 2 mujeres), siempre quiso ser periodista: “desde que era una niña veía en Televistazo a Alfonso Espinoza, Teresa Arboleda, Tania… y siempre dije allí voy a estar sentada”, comenta con alegría. Recuerda que cuando tenía siete u ocho años, jugaba a ser presentadora de noticias: “mi micrófono era un cepillo”, añade. Así, en la plenitud de su juventud, Denisse ha cumplido la meta que estuvo segura lograría con perseverancia. Actualmente, es reportera y presentadora del noticiero Televistazo del sábado y Contacto al Amanecer, en Ecuavisa; donde destaca, más allá de su simpatía e impecable presencia, por su carisma y su compromiso con la comunidad.
Denisse Molina Sus inicios en televisión fueron en Canal Uno (anteriormente conocido como Sí TV), donde trabajó como locutora y reportera del noticiero, desempeñándose también como presentadora de los avances del mismo. En el 2004 ingresó a Ecuavisa “El Canal del Cerro”.
En su experiencia reconoce que en el periodismo no hay amistades: “me tocó una vez hacer una investigación de un tema que -lamentablemente- era de unos muy buenos amigos míos, y tuve que separar la amistad de la profesión”, sostiene. “El caso me lo dieron a mí y tenía que cumplirlo, por lo que tuve que decidirme por mi profesión. Fruto de las investigaciones que se dieron en este caso, se sacaron conclusiones de que habían actos que -de alguna manera- eran ilegales”, concluye.
Denisse, se define como una mujer católica, que gusta mucho de poder ayudar a quien lo necesite: “como comunicadores sociales y como medio de televisión podemos ayudar a mucha gente a través de campañas que se pueden realizar”. Se considera una persona sencilla, honesta y siempre feliz: “es muy raro que me vean de mal carácter”.
Ecuavisa, una verdadera escuela de formación profesional y humana
Siempre escuché eso antes de llegar; que era la cuna de los grandes periodistas, la escuela. Ahora me doy cuenta de que es muy cierto. Primero porque el Canal nos prepara día a día, son muy exigentes con el trabajo; el que no sirve se va. Nos preparan con seminarios y todo tipo de nuevas tecnologías. Además, la gente que trabaja en Ecuavisa tiene muchos valores y principios que se transmiten y se viven en el Canal.
Sobre si prefiere hacer reportajes comunitarios o presentar noticias, afirma que si fuera sólo reportera no se sentiría completa y si fuera sólo presentadora tampoco: “me gusta estar en el lugar de los hechos, en las marchas, en el conflicto, ser de alguna manera mediadora entre las dos partes del problema. Me encanta ese tipo de reportajes, soy muy arriesgada, donde me manden ahí voy”, resalta.
Labor social
Andar por la calle, ver en las esquinas o en los exteriores del Canal personas que vienen a pedir ayuda, es algo que no lo veo como un trabajo sino como una forma de poder ayudar a muchas personas a través de los contactos. La lista es muy larga, en el Canal hacemos colectas, reunimos un pequeño fondo entre nosotros y ayudamos a las personas de alguna manera. Si conocemos alguna Fundación, lo encaminamos. Creo que sirve mucho, cuando se apagan las cámaras, seguir ayudando. No sólo como medio de comunicación sino también en el plano personal, un acto de solidaridad humana. Por ejemplo, una vez ayudamos a un señor que era una persona indigente; vivía en la intemperie, en una calle céntrica de Guayaquil. Lo llevamos a una Fundación pero era una persona de avanzada edad y lamentablemente murió. No tenía a nadie. Por lo que la Fundación nos responsabilizó -al equipo y a mí-, como familiares. Cuando él requería medicamentos y cuando falleció, nosotros tuvimos que ayudar, entonces nuestra tarea continuaba ya no como televisión sino personalmente. Antes de fallecer –recuerda-, quiso vernos, porque su familia éramos nosotros. Saber que murió en paz, que sus últimos días los pasó en un lugar de mucho amor y fraternidad; es lo que nos llena de felicidad, tener vínculos para ayudar con la facilidad que nos dan estos medios.
En defensa de la vida
Como católica, creo que la vida existe desde la concepción. No estoy de acuerdo con el aborto y creo que ninguna mujer lo debería estar. He hecho reportajes donde hay mujeres que quedan con un trauma después de eso, tener que vivir con el cargo de conciencia de haber matado a su hijo. Reconocer el derecho a la vida de los niños desde la concepción y protegerlos ante todo; eso es ser una mujer valiente. Enfrentarse a cualquier circunstancia siempre con su hijo, más adelante Dios da la recompensa y trae esa felicidad que la persona necesita. El peor error que pueden cometer es abortar; si en algún momento lo piensan, acudan a un Centro de apoyo o Fundación. Pidan a Dios, a un sacerdote, un consejo que ayude a caminar por la decisión correcta.
Faceta empresarial
Gracias a Dios me va muy bien, pese a los problemas de las importaciones, ya tengo un año con la tienda de ropa, una franquicia Lino Wang (diseñador asiático en Singapur, donde vive su hermana). Siempre quise combinar el trabajo en TV con la actividad comercial, con el apoyo de mis padres (Julio Molina Flores y Mariana de Jesús Rodríguez), que también son comerciantes.
La iniciativa de poner la tienda surgió mucho tiempo atrás: “me preguntaban dónde me vestía y de dónde era mi ropa. Yo usaba ropa de esa marca y decidí emprender mi propio negocio, la boutique DM/MR4: que me gustaría extender –a futuro- hacia otras ciudades del país”.
Denisse gusta mucho de la música -que ahora es su hobby-, por ello, dedica gran parte de su tiempo libre a tocar instrumentos como el piano y el saxofón.
"Concienciarnos de la vida privilegiada que tenemos, nos dará paz y nos llenará de satisfacción para dar un poco al que menos tiene, a los menos privilegiados... "
Ajena a la “farándula”
Si me tocara exponer mi vida en farándula no creo que les interese, porque no tengo nada que llame la atención. Mi vida es muy tranquila, siempre me he mantenido alejada de los escándalos, ni siquiera me gusta ir a fiestas ni a lugares extremadamente públicos porque una persona de televisión es un eje de comentarios. El Canal (Ecuavisa) -al contrario- cuida mucho lo que es imagen. Estoy muy segura que no permitirían que expongan mi vida. Si en algún momento nuestra imagen se llega a complicar y de alguna manera haces quedar mal al Canal (porque yo ya no soy Denisse Molina, soy “Denisse Molina de Ecuavisa”), simplemente te retiran.
El Amor en la Verdad (Benedicto XVI) ¿lograremos un mundo mejor?
Concienciarnos de la vida privilegiada que tenemos, nos dará paz y nos llenará de satisfacción para dar un poco al que menos tiene, a los menos privilegiados. Así no habría tanta pobreza ni tanta desdicha, sino más unión, menos delincuencia, estaríamos mejor. Probablemente muchas personas optan por lo material, por la vida de los vicios y la infidelidad, una “felicidad” efímera, momentánea; y no por la felicidad eterna, sabiendo que esta actitud nos pasará factura. Dios quiere que obremos bien, para que recibamos los frutos del bien hecho y estemos en comunión con Él.
Para Denisse, la felicidad no está sólo cuando se alcanzan las metas sino en el camino: “yo nunca digo voy a ser feliz cuando las cumpla, sino cuando las voy construyendo. Tengo aún muchas metas que cumplir. Gracias a Dios tengo una vida maravillosa, me considero una mujer muy feliz porque tengo salud y familia, siento que tengo a Dios, que he construido mi vida de una manera positiva, sin vicios, y he conseguido lo que me he propuesto hasta ahora. La constancia, la perseverancia y el apoyo de tu familia es lo que siempre va a forjar tu carácter, tus sueños y tus metas”.
"Como católica, creo que la vida existe desde la concepción. No estoy de acuerdo con el aborto y creo que ninguna mujer lo debería estar... "
Una vida muy activa
Me levanto temprano, 04h00, nunca reniego de la hora. Lo primero que hago es dar gracias a Dios por un día más, por tener salud, por tener un trabajo que no lo hago sólo por lo económico sino porque me encanta. Escucho noticias en la radio mientras me estoy vistiendo. Ya en el Canal el ambiente es tan serio y a la vez es tan divertido; con mis compañeros nos reímos mientras trabajamos, somos una familia, un ambiente muy bueno que te da mucha energía. Con la adrenalina del trabajo es imposible caer en la monotonía.
Al medio día voy a la casa, almuerzo. Estoy en clases de música, asisto al gimnasio y voy a mi tienda. Todo lo complemento con una buena alimentación, todos los días mi vaso de alfalfa puro o de hierbas. Creo que mi alimentación y el ejercicio -me encanta trotar y bailar-, me ayudan mucho para estar con esa vitalidad. Desde que me levanto agradeciendo por la vida que tengo, hasta que me acuesto agradeciendo nuevamente por haber tenido un día exitoso, trato de hacer extraordinarias las cosas ordinarias. Por ejemplo, me siento en los exteriores de mi casa y me emociono viendo un pájaro que está cantando, ver la naturaleza, los alrededores, que mucha gente no los disfruta porque es parte de la vida cotidiana; o cuando un niño te sonríe, son cosas que te llenan en la vida y hay que saberlas valorar.
Revista Enlace. Tel: (593 4) 2231224 Ext. 101
FundasenEnlaceCorreo
© 2009, Derechos Reservados. FUNDASEN.